¿QUÉ TIPO DE BARBA Y PEINADO LLEVAR SEGÚN LA FORMA DE LA CARA?

La barba y el pelo son dos aspectos de nuestro rostro que debemos cuidar para lucir bien. A veces resulta un tanto difícil poder compaginar ambos, pero todos tenemos más o menos definido un estilo propio. Pero, ¿sabías que según la forma de tu cara te puede venir mejor llevar un tipo de barba u otro y lucir diferentes peinados?

Pues sí, tanto la barba como el peinado pueden diferir de una persona a otra según la forma de su cara. En realidad, no se trata de marcar un estilo definitivo, sino más bien tratar de descubrir una serie de propuestas y consejos para probar lo que mejor te queda. Todo ello dependiendo de si la forma de la cara es ovalada, rectangular, cuadrada, redonda o con forma de diamante.


La cara ovalada

Para este tipo de personas, lo mejor es disponer de una barba con la que se mantenga la forma ovalada de la cara. Todo lo que suponga cambiar dicha forma y hacerla más rectangular, no quedará demasiado bien que digamos.

En lo que respecta al peinado, las personas con cara ovalada lo tienen claro: hay que tratar de evitar los flequillos. En realidad, lo que hay que hacer es no tapar la frente, ya que de lo contrario el efecto que se producirá es el de perder la simetría de la cara.

La cara rectangular

Una barba que crezca por los lados y con la barbilla corta es la mejor solución para los rostros ovalados. ¿Por qué? Pues, sencillamente, porque de esta forma se consigue el efecto de hacer más ancho el rostro, lo que queda perfecto en este tipo de caras.

El estilo de peinado en este caso también será un tanto similar al tipo de barba. Lo ideal sería conseguir que ambos lados de la cara disfrutasen de una buena cantidad de pelo. En este sentido, a la hora de ir a la peluquería podríamos solicitar un corte a tijera en los lados y perder un poco de tupé arriba.

La cara cuadrada

Con la barba en la cara cuadrada, sucede lo contrario que con la rectangular. Aquí lo interesante sería tener el pelo más largo en la barbilla y corto a ambos lados, con la finalidad de tratar de alargar la cara lo máximo posible.

Para lucir un buen peinado con este rostro hay que llevar el pelo corto y los lados un poco más recortados de lo habitual. Nada tan sencillo como ir a la peluquería y meter un poco de maquinilla, pero no hasta el límite.

La cara redonda

Una cara redonda, aunque pueda parecer lo contrario, presenta muchas similitudes con la cara de forma cuadrada. Sin ir más lejos, el tipo de barba a emplear en este caso sería idéntico en ambos casos: corto a ambos lados y algo más largo en la zona de la barbilla.

Sin embargo, en cuanto al peinado hay un ligero cambio. El pelo corto sólo lo dejaremos para ambos lados, mientras que en la parte superior buscaremos conseguir algo de volumen. Un peinado con la raya a un lado para no perder en ningún momento la longitud de la cara.

La cara en forma de diamante

Una cara en forma de diamante requiere de una pequeña pericia a la hora de dar con nuestro mejor estilo de barba. Por un lado, vamos a dejar los lados y el centro de la barbilla con pelo corto. Y por otro, recortaremos todo lo demás de manera ovalada cada vez que queramos retocar.

El peinado, por su parte, llevará un poco de pelo a ambos lados y un estilo más desenfadado en la parte superior, aportando volumen de pelo pero despeinado para darle un mayor juego.

Estos trucos de belleza te pueden venir muy bien dependiendo de la forma de la cara. Puedes hacer la prueba para ver si realmente das con el estilo de barba y peinado más adecuados.

Comentarios

Entradas populares